En éste principio de temporada seguro que te encuentras con ánimos de hacer y deshacer sin cesar. Tienes ideas nuevas, proyectos que emprender y gente nueva a la que conocer.

Tu principal objetivo para este año es aumentar tus ventas y según tu estrategia conseguir clientes nuevos (entre otros) es tu objetivo. Lo cierto es que hace algunos años los clientes, no se sabía cómo pero llegaban solos, en éste mundo cambiante que nos encontramos eso ha cambiado y mucho, ahora hay que salir ahí fuera a buscarlos.

Tu lo ves como un problema, porque es como si tuvieras que salir a la jungla y tu fueras un “bambi”, pero tienes que hacerlo si quieres que tu negocio crezca.

Porque ahí fuera deben saber que existes.

Has oído hablar del networking, también conocido como “trabajar tu red de contactos” y has decido probar “suerte” a ver si amplias tu cartera de clientes. Pero no es cuestión de suerte, como en todo te recomiendo que realices una estrategia para que no malgastes tu preciado tiempo y energía.

Si has estado buscando información sobre el networking te preguntarás si realmente merece la pena. ¿Debes no desfallecer ante el esfuerzo que te implica, a veces, levantarte a esas horas impensables de una mañana de invierno o salir corriendo para un evento tras largas horas de trabajo?

¿Se trata simplemente de una completa pérdida de tiempo?

Según mi experiencia personal, puedo asegurarte que NO.
Una pérdida de tiempo no es.

Eso, estoy dispuesta a afirmártelo.

¿Y esa confianza?

Porque muchos mis clientes dependen casi exclusivamente del networking y de las recomendaciones que obtienen en encuentros de networking físicos o en plataformas online.

Y para muestra mi caso particular: 28% de mis clientes son de networking offline, el 57% networking online (¡claro! mi tipología de trabajo es virtual) y 15% de otras vías.

Para que el networking funcione hay que hacerlo bien, ser constante, como casi todo en esta vida. Un “hoy me va bien, voy a éste evento pero de aquí un mes me olvido”, no realizo acciones después con mis contactos… no te va a servir de nada.

Y por favor, el enviar una solicitud de colaboración en LinkedIn o cualquier otra plataforma virtual sin ningún tipo de explicación no es networking, está muy mal visto en redes sociales. No te cuesta personalizar el mensaje, por ejemplo, algo tan simple como ‘tenemos una gran cantidad de contactos en común’ o ‘Yo trabajaba contigo”o incluso “Creo que podemos ayudarnos unos a otros’, hará que destaques ante esa persona por encima de las otras tantas solicitudes que tienen cada día.

Te doy algunos de mis consejos, para que realices una estrategia, que a mí me funcionan:

¿Cómo implementas una campaña de networking que te aporte beneficios?
1. Identifica tus objetivos
¿Qué quieres lograr con tu campaña de networking en general y con cada una de las reuniones en particular? ¿Un nuevo proyecto? ¿Mayores ventas? ¿Conocimiento o experiencia en un campo que desconoces? ¿Quizás nuevos proveedores? ¿Conocer el mercado de tu zona? Escoge uno o varios objetivos y fíjatelos. Si al cabo del tiempo consideras que es necesario revisar, no lo dudes.

Establece dónde te interesa más fijar la estrategia, online u offline, o al 50%. Ningún problema.

Y márcate de cuanto tiempo dispones para realizar networking a la semana, al mes, y contrólalo, sabes que tu tiempo es oro.

2. Identifica a tu audiencia ideal.
¿Con quién quieres trabajar y por qué?
¿A qué desafíos te enfrentas a la hora de encontrar a este tipo de persona y qué puedes hacer para superarlos?
¿A dónde va el tipo de empresario/a que te interesa encontrar?
¿A qué tipo de conferencia o evento?
¿A qué asociaciones pertenecen?
¿Está más online u offline?

3. Identifica tus redes ideales.
Hay muchísimos tipos de redes y de eventos. Los hay que son muy formales, otros no tanto, los hay que son específicos a una industria, otros que están abiertos a todo tipo de empresarios. Identifica los que te podrían interesar y debes de estar en constante búsqueda, se forman grupos nuevos constantemente.

4. Prepara una presentación de tu empresa de 2 minutos máximo
No expliques lo maravillosa que es tu empresa y lo bien que lo haces todo, sino piensa qué problemas puedes solucionar de la persona que te escucha o a la que escribes, y los beneficios que puede obtener si te contrata o colabora contigo.
Intenta que el receptor se le quede algo llamativo que digas, o de tu persona (importante tu marca personal) para que te retenga en su memoria.
Este punto trabájalo mucho, es muy importante

5. Identifica a los asistentes de un evento concreto.
Si te es posible, antes de cada evento, obtén una lista de los asistentes e invierte algo de tu tiempo buscándoles en Google. Si el evento es offline quizás te sea difícil, pero si es online quizás puedas ver las personas o empresas a las que te diriges.
Descubre quienes pueden ser contactos de interés, y asegúrate de presentarte a ellos, exponiéndoles con claridad por qué crees que la colaboración podría ser beneficiosa para ambos. Si es necesario, pide ser presentado por alguien a quien ya conozcas.

6. Infórmate.
Desarrolla tus conocimientos sobre el tipo de industria en la que se mueve tu contacto potencial y mantente al día de los últimos acontecimientos. En otras palabras, sé interesante, intenta entablar una conversación relevante y trata de encontrar un terreno común con la persona con quien te interesa establecer una sólida relación de empresa.

7. Respeta tu tiempo y el de los demás.
No hace falta que te lo diga, ya lo sabes: el tiempo es un bien muy preciado, tanto el tuyo como el de los demás. Por ello, es esencial que mantengas tu enfoque y te centres en crear una relación sana desde el principio. No les hagas perder su tiempo. Cuéntales quien eres, a qué te dedicas, y por qué crees que existe una posibilidad de colaboración entre vosotros. Al grano.

8. Aplica los principios básicos de la comunicación.
Escucha más de lo que hablas y no intentes imponer tus opiniones. Trata de estar en el presente y no mires por encima del hombro de la persona con la que estás hablando, intentando encontrar alguien más interesante.

9. Nutre las relaciones establecidas.
Una vez establecido el contacto, deberás invertir un cierto tiempo para desarrollar y nutrir esa relación. Haz todo lo que puedas para mantenerla, da tanto como tomas.

Al volver de cada evento yo no envío un email al contacto. Directamente lo busco en Linkedin y le envío un mensaje presentándome, al aceptarme, es una manera de estar en conexión, ya que por ejemplo, cuando comparto o él comparte artículos, eventos, etc. tenemos información el uno del otro: para mí es importante conocer sus preferencias, necesidades y opiniones. Y cada publicación es un recordatorio que existo.

Sobre todo siempre se agradable, accesible y sincero. Si quieres que un contacto se convierta en cliente, necesita que le transmitas seguridad, él quiere saber cómo eres realmente, cómo es tu negocio, en definitiva qué vibraciones le transmites.

Resumiendo: , el networking sigue mereciendo la pena si se hace bien hecho.No, no merece la pena si se hace a trancas y barrancas. Como todo.

¡Ah! ¡Y recuerda! Tu asistente virtual te puede ayudar a localizar plataformas y contactos útiles, a presentarte y a nutrir esa relación tal vital para tu empresa.

Para que tu campaña de networking sea efectiva,  te dejo algunos enlaces de plataformas que yo utilizo, espero que te sirvan de ayuda:

Quedamus, tienes que registrarte y te envían información de tu ciudad. La mayoría son gratis, pero no te engañes nada es gratis, tu tiempo tiene un precio.
Esta plataforma la encuentro muy interesante, porque puedes llegar a crear tu propio evento en tu ciudad.

La colmena, están en Barcelona pero van realizando eventos en otras ciutades.

Getting Contacts Muy interesante y en diferentes ciudades.

6 Graus

Te recomiendo los ayuntamientos de tu ciudad y los ayuntamientos próximos.

La Cámara de Comercio de tu zona.

Seguro que puedes ayudarme a completar la lista, ¿sabes de algún networking interesante?

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"