Parece mentira que tantos años después de empezar mi negocio de Asistente Virtual, ¡dé marcha atrás y dedique un artículo por completo a aclarar el concepto de Asistente Virtual!

¿Por qué he decidido escribir algo sobre lo que no debería existir ninguna duda?

Precisamente, por eso.

Porque llevo muchos años intentando explicar el papel de esta relativamente nueva “jugadora” en el mundo de los negocios.

Y porque veo que sigue habiendo dudas.

Pero, sobre todo, porque se siguen perdiendo oportunidades.

¡No te imaginas la cantidad de negocios que veo perder maravillosas oportunidades de crecimiento al no saber y querer delegar!

Y se me rompe el corazón al encontrarme con tantos profesionales del emprendimiento agotados, quemados, y frustrados por no poder alcanzar los objetivos propuestos.

No, una Asistente Virtual no hace magia…

Pero una asistente virtual de calidad es una herramienta poderosísima a la que delegar la gestión y organización de muchas de las pequeñas tareas de un negocio que acaban superando a la mayoría de los profesionales del emprendimiento.

Si eres uno de ello/as, sigue leyendo.

¿Qué es una asistente virtual?

Un asistente virtual es un/a profesional de la administración empresarial que suele trabajar desde la comodidad de su hogar, en un espacio de oficina alquilado o en cualquier otro lugar de su elección.  

¿A qué se dedica una asistente virtual?

Las tareas a las que una asistente virtual se dedica son “infinitas” (casi, literalmente).

Pero, concretemos.

Una Asistente Virtual se dedica a hacer exactamente el mismo tipo de tareas que el administrador de oficina de toda la vida, pero lo hace desde una ubicación virtual.

Es decir, no se encuentra físicamente ubicada en el mismo espacio que el empresario y sus compañeros de empresa.

Sin embargo, la asistente virtual suele especializarse en tareas de un carácter mucho más virtual que el profesional de la administración de toda la vida.

Además de responder llamadas, actualizar tus cuentas, facturar a tus clientes, organizar eventos, búsqueda de clients, cobrar tus impagos, etc… la asistente virtual domina también gran parte de las nuevas tecnologías, pudiéndose ocupar de tareas como:

  • Investigación digital,
  • Entrada, análisis y presentación de datos,
  • Gestión de redes sociales,
  • Actualización del contenido de tus sitios web,
  • Respuesta y gestión de tu bandeja de entrada,
  • Mantenimiento de tu web,
  • Automatización y gestión de tus diversas plataformas de marketing,
  • Gestión de tu calendario,
  • Reserva de viajes,
  • Organización y gestión de eventos,
  • ¡y mucho, mucho más!

Y ahora, te invito a que te tomes un segundo para pensar:

¿Cuántas horas a la semana crees que inviertes en tareas como estas?

¿5? ¿10? ¿15?

¿Y en qué podrías invertirlas si las dejases en manos de una asistente virtual?

  • ¿En mejorar tus productos?
  • ¿Desarrollar y lanzar productos nuevos?
  • ¿Refinar tus procesos y sistemas?
  • ¿Invertir en tu formación y desarrollo profesional?
  • ¿Hacer crecer tu negocio?

¿En vivir la vida más allá de tu negocio?

Porque, ¿no crees que ya toca?

¿Cuánto tiempo llevas trabajando horas y horas y más horas?

¿Sin apenas ver a los tuyos?

¿Sin poder disfrutar de una escapada con ellos?

¿Y cuánto tiempo hace que tienes la sensación de que tu negocio no avanza?

¿Qué apenas tienes tiempo para apagar fuegos y dedicarte a las tareas mundanas del día a día que no llevan a ningún sitio?

¿Cuántos proyectos tienes archivados por falta de tiempo?

¿Cuántas decisiones quedan pendientes por falta de recursos?

Una palabra: delega.

Delega las tareas que no necesitan tu participación.

Delega las tareas que requieran una curva de aprendizaje demasiado alta.

Delega, enfoca y conviértete en un empresario mucho más productivo.

Tu tiempo es muy valioso.

No lo derroches en tareas que una asistente virtual podría hacer por ti.

Sin estrés.

Sin problemas.

Y a una fracción de lo que ahora te están costando.

Confía en una asistente virtual

Mi experiencia me dice que contratar los servicios de una asistente virtual elimina esa niebla de tareas poco productivas que suele cegar al empresario, y le abre el camino hacia el triunfo.

Pruébalo.

Ponte en contacto y descubre cómo puedo ayudarte liberando tu tiempo, creando procesos, coordinando y supervisando el trabajo para que cumplan con los objetivos de tu estrategia de negocio.

¡Te espero!

[mc4wp_form id=”14332″]

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"