¿Vas bien encaminado para ser un “líder del futuro”?

Cuanto más nos adentramos en el siglo XXI, más se habla del “líder del futuro”.

Nos lo imaginamos, todopoderoso, bajo una bóveda cristalina sobre la que pasan vehículos voladores, dando instrucciones telepáticas a sus muchos súbditos.

Pero, lo cierto es que, eso es mera ciencia ficción.

Además, siempre suele acabar en apocalipsis y rebelión.

El líder del futuro, según un informe publicado por Deloitte este año, tiene otras características, la mayoría de las cuales, seguramente, tú ya posees.

Si tienes una empresa no te queda otra que ser líder. ¿Quieres saber si vas bien encaminado para ser el líder del futuro?

Comprueba si tienes las características necesarias para liderar la empresa del futuro según el informe de Deloitte:

 1. Compromiso

El líder del futuro está comprometido con la diversidad y con la inclusión, no por otra razón más que porque estos valores se alinean con sus valores personales.

Estar comprometido con la diversidad es un gran desafío.

Se necesita tiempo y energía, dos de los factores más preciados por un líder (aunque, seguramente más escasos). Sin embargo, según el estudio llevado a cabo por Deloitte es pura convicción personal en el valor de la equidad.

“Para mí, es cuestión de justicia e igualdad de oportunidades”, comenta Belinda Hutchinson, canciller de la Universidad de Sídney. “Se trata de dar a las personas la oportunidad de lograr lo que deberían ser capaces de lograr. No es sólo cuestión de género. No es sólo cuestión de raza, de religión, o de preferencia sexual. Abarca a todos en cualquier circunstancia.”

El líder del futuro está convencido, por un lado, que la empresa es el modelo de trabajo e intercambio ideal en nuestra sociedad, y que, por otro, debemos “jugar limpio” y tratar a las personas como individuos, no como “recursos”.

El líder del futuro juega tanto con la “cabeza” como con el “corazón”. Lewis Jr., de Coca-Cola Company corrobora esta filosofía argumentando que “ganar beneficios es importante, pero para conseguirlo, necesitas conectarte con las mentes y los corazones“.

2. Coraje

Si quieres poder recibir el calificativo de “líder del futuro”, tienes que armarte de coraje.

Y, eso quiere decir desafiar el statu quo.

Quiere decir, ser humilde acerca de tus fortalezas y tus debilidades.

Quiere decir, retar a los demás a ser mejores.

Y, quiere decir ser un agente de cambio.

Según Belinda Hutchinson, “es necesario arriesgarse y admitir que vas a cometer muchos errores a lo largo del camino, pero te levantarás de nuevo, lo superar, y continuarás avanzando. Es cuestión de paciencia y persistencia. Puede que pruebes esto o lo otro y puede que funcione o que no, pero si mantienes tu mira en tus objetivos, llegarás a tu destino. Así que, es cuestión de coraje y de comprometerse a mantenerse en el camino”.

3. Capacidad para identificar el prejuicio

El líder del futuro es consciente de sus limitaciones y de sus prejuicios.

El líder del futuro es consciente de las limitaciones y de los prejuicios arraigados en la cultura de su empresa, y pone en práctica políticas, procesos y estructuras para mitigar el impacto negativo de estas.

El prejuicio, es el talón de Aquiles del líder del futuro, puesto que le hace tomar decisiones injustas e irracionales, y por eso, es importante que se tome el tiempo necesario para comprender y corregir sus prejuicios más vulnerables.

4. Curiosidad

El líder del futuro tiene una mentalidad abierta, un deseo de entender cómo otros ven y experimentan el mundo, y una tolerancia hacia la ambigüedad.

Para Michael Dell, presidente y director ejecutivo de Dell Inc., no cabe ninguna duda: la curiosidad es el atributo principal del líder del futuro. “A la curiosidad la acompañan el aprendizaje y las nuevas ideas, y en las empresas que están cambiando muy rápidamente, si no eres curioso, no estás aprendiendo, y vas a tener un problema real”.

Esta sed de aprendizaje continuo ayuda a desarrollar otros atributos asociados con la curiosidad como, una mente abierta, la investigación y la empatía. Este tipo de cualidades no se consiguen fácilmente. Se requiere tiempo y esfuerzo para aprender a colaborar con otros que son distintos a uno mismo, así como la habilidad de sintetizar una gama más amplia de perspectivas. Pero el resultado es la lealtad de los otros que se sienten valorados, junto con el acceso a un conjunto más rico de información que permite una mejor toma de decisiones.

5. Inteligencia cultural

El líder del futuro confía y es efectivo en sus interacciones interculturales.

Para los líderes inclusivos (son los que apoyan a su equipo y hacen que sus empleados se sientan valorados), la capacidad de funcionar eficazmente en diferentes entornos culturales es algo más que tener un mapa mental de diferentes marcos culturales. Si bien es importante comprender las similitudes y diferencias culturales, los líderes inclusivos también reconocen cómo su propia cultura afecta su visión personal, así como cómo el hecho de que los estereotipos culturales pueden influir en las expectativas de los demás.

 6. Capacidad para colaborar

Antes, tu Coeficiente de Inteligencia identificaba, pura y simplemente, tu nivel de inteligencia. El nuevo CI estudia el nivel de inteligencia que tú, como líder, eres capaz de desarrollar en tu equipo”, comenta Bruce Stewart, director interino de Iniciativas Estratégicas de la Oficina de Administración de Personal de los Estados Unidos. “Si te lo tomas en serio, cambiará la forma en que gestionas a tu equipo. En lugar de ser el líder que gestiona a la gente desde tu torre de marfil, desde la cúspide de la pirámide, a partir de ahora gestionarás inclusivamente desde el centro del círculo”. 

El líder del futuro entiende que, para que la colaboración sea exitosa, los empleados deben tener la voluntad de compartir sus puntos de vista. Esta voluntad se cultiva creando un ambiente donde las personas se sienten valoradas, donde tienen la libertad de trabajar desde su propia perspectiva y están facultadas para contribuir. Eso les da poder para ofrecer puntos de vista alternativos.

En lugar de controlar el flujo de ideas, el líder del futuro fomenta la autonomía y empodera a sus diversos equipos a conectar mutuamente. El líder del futuro confía en que, sus empleados harán su labor lo mejor posible, y les otorga toda la autonomía que necesitan para hacerlo.

Y, finalmente, deja que sume una cualidad de cosecha propia a la lista de Cualidades del Líder del Futuro de Deloitte: la capacidad para delegar.

No quieras hacerlo todo.

Automatiza, y delega.

Confía en los procesos y sistemas automatizados a tu disposición hoy en día.

Y, sobre todo, confía en un equipo de asistentes personales que puedan liberarte de esa cantidad de trabajo interminable que no te permite ser el líder que podrías ser.

Pero, si necesitas ayuda en las áreas de administración, marketing, ventas o gestión de empresa, ponte en contacto.

En 2017, no dejes que todos esos cabos desatados y que nunca pareces tener tiempo para atar, sean un impedimento para el progreso de tu empresa.

 

[mc4wp_form id=”14332″]

 

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"