Aquí tienes la prueba de que las ferias deben seguir siendo parte de tu estrategia de marketing y cómo hacerlo

Sí, sí, sé que cuesta creer.

En el mundo actual de la videoconferencia, del marketing de redes sociales, del mercadeo digital y de tantas otras formas de comercialización que se benefician de los avances tecnológicos, ¿en serio que ese dinosaurio del marketing sigue siendo una manera efectiva de atraer clientes?

Vale, admito que durante los últimos cinco a 10 años, las ferias comerciales han pasado de ser un “deber” a un “tal vez” para muchas microempresas. Sin embargo, yo sigo en mis trece, e insisto que tanto el exponer, como el asistir a ferias comerciales sigue siendo un método viable para establecer nuevos contactos y cimentar los ya existentes, introducir productos y servicios a nuevos clientes, y establecer relaciones comerciales duraderas.

¿Qué por qué lo tengo tan claro?

Porque por mucho que alaguemos a la comercialización digital (y es muy alabable, de eso no cabe duda), pocas oportunidades se presentan como en las que consigas concentrar a todos tus potenciales clientes en un único lugar y te puedas dar a conocer entre el sector y todo eso en tan “sólo” tres días.

Es decir, las ferias comerciales y exposiciones siguen siendo el lugar ideal para el propietario de la micro empresa que dependen de la creación de redes, de las demostraciones en persona de sus productos, y de las ventas experienciales. Si debes demostrar tu producto o servicio en persona para ser entendido, una feria es justo la plataforma que necesitas.

¿Qué debes hacer para sacar el máximo rendimiento a tu inversión?

1.Valora qué feria es la que más te interesa asistir, pensando siempre en tu estrategia de negocio.

En portalderias.com podrás ver todas ferias por sectores y países.

2. Marcar los objetivos y definir tu mensaje .

Es decir, qué quieres que el cliente recuerde de tu empresa, cuál es tu mensaje principal, y qué objetivos tienes. Ante todo, póntelo fácil, es decir, establece objetivos medibles y cuantificables como la cantidad de ventas que quieres alcanzar, el número de clientes potenciales con los que quieres hablar, etc.

3. Emplea a alguien que te ayude exclusivamente a organizar tu presencia en la feria.

Sí, correcto, una asistente virtual te va a venir perfecta. Fíjate en la cantidad de temas que esa asistente virtual te puede ayudar a resolver antes de la feria:

  • Realizar un calendario
  • Ayudarte a crear, diseñar e imprimir tu imagen corporativa en el stand
  • Diseñar e imprimir los flyers, tarjetas de presentación, catálogos, etc.
  • Anunciarte en la web, Facebook, twitter, boletines por correo electrónico, etc.
  • Encargarse de las invitaciones personales
  • Publicar un anuncio en prensa local
  • Crear un horario con las personas que van a trabajar en el stand para que nunca esté vacío
  • Escenificar el stand en la oficina para ver qué se debería cambiar
  • Trabajar los 5 sentidos para montar el stand: sensaciones visuales, olfativas, táctiles, gustativas y auditivas. Porque se sabe que lo experiencial no se olvida.
  • Idear y organizar los regalos que se entreguen
  • Organizar el mejor método de recogida de datos, ya sea digital o la tradicional cuadrícula, y sobre todo un apartado en el que firmen que se pueden usar sus datos.

4. Crea una presencia memorable.

Trabaja con profesionales del sector para crear un stand en el que tus clientes potenciales deban parar. Incluso un stand de mesa simple mejora considerablemente con gráficos y fondos profesionales. No improvises. Causa una gran primera impresión con material de marketing profesional.

5. Da ponencias.

Las ponencias en ferias comerciales son una excelente manera de mostrar tu conocimiento, tu experiencia y tu nivel de liderazgo intelectual en la industria. Sólo asegúrate de que la presentación se centra en un tema de actualidad o de intercambio de conocimientos. Y con esto quiero decir que tengas en cuenta que nadie quiere aguantar media hora de un argumento de venta, cuando habían entrado convencidos de que iban a un seminario educativo.

Si tienes la oportunidad que algún cliente muestre su caso de éxito contigo es una gran manera de dar confianza a tu empresa y de paso él puede darse a conocer (dar y recibir).

Otras ideas pueden incluir un proyecto que demuestre claramente un antes y un después (eso siempre atrae a la gente y demuestra el cambio positivo que tú trabajo ha aportado), compartir investigación o datos relevantes que tu empresa haya recogido, o presentar un seminario educativo en tu área de especialización.

Visita la página web de la feria para rellenar los formularios con sugerencias para sesiones, y prepárate con tiempo.

6. Haz un esfuerzo para conocer a tus clientes (potenciales y actuales). A fondo.

Efectivamente, para eso está la feria, para nutrir el contacto humano. O sea que tanto si asistes a la feria como si expones en ella, ese contacto con la otra persona puede ser extremadamente valioso. No te limites a repartir tarjetas de visita de cualquier manera, la feria es tu oportunidad para establecer una relación duradera con ellos.

Interésate por ellos, por su negocio, cómo están viviendo la feria, qué les aporta. Y anótate tu impresión en su tarjeta, esto te servirá para las posteriores tomas de contacto con él. Cuando le llames se sentirá “importante” ya que recuerdas datos de él y de su empresa.

7. Haz un seguimiento a los pocos días.

No dejes que transcurra demasiado tiempo, porque el tiempo borra los recuerdos, y es posible que incluso dejéis de recordar quién es quién. Tu asistente virtual lo puede hacer perfectamente, no te preocupes.

Vale, entonces, ¿a qué esperas para reservar sitio lo antes posible?

Si no lo has hecho nunca, se lo debes a tu empresa. Al menos una vez. Y sobre todo, repito, sobre todo: a estar radiantes, a deslumbrarles con nuestra presencia y nuestra sonrisa y ¡a vender!

 

¿Te apetece explicar tu experiencia en ferias? , compártelo con un comentario  😉

 

 

Foto: by Atlantida

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"