Hace un par de años leí un artículo que me llamó la atención (¡sí, las asistentes virtuales y online business managers tenemos tiempo para seguir informándonos y leer artículos relevantes!).

Su autora, Jess Marranco, empezaba la narración, como buena redactora que es, con una historia que no he conseguido olvidar.

“Imagina que estás entrando en tu cafetería preferida”, decía Jess, “y notas que, aunque todo huele y tiene el mismo aspecto de siempre, hay algo que falla: te acercas al mostrador preparado para pedir tu mismo latte de siempre y te das cuenta de lo que sucede: todos los dependientes son robots”.

¿Te imaginas?

En un entorno robotizada como este, a nadie le importa si llevas pidiendo tu latte de lunes a viernes cada semana desde hace dos años.

O si tienes intolerancia a la lactosa.

Tampoco te van a preguntar cómo empiezas la semana.

O hablarte sobre el calor que hace.

No.

Los robots en la cafetería imaginaria de Jess, fueron programados para llevar a cabo una transacción: darte tu café a cambio de la cantidad de dinero correcta.

A los robots de nuestra cafetería no les importa para nada que seas un cliente leal que merece un trato especial.

En absoluto.

Ellos solo quieren completar la misión para la que se les ha programado.

Horrible, ¿verdad?

Pues lo cierto es que no difiere tanto de la realidad.

De hecho, este artículo me ha venido a la mente en muchas ocasiones desde que lo leí.

Ocasiones cuando he pensado “este negocio funciona con la misma frialdad como la cafetería de la que Jess hablaba”.

Y es que, para muchos negocios, los consumidores seguimos siendo simples representaciones de datos e ingresos.

Seguimos siendo datos.

Pero, estamos empezando a revolucionarnos y a pedir que se nos trate como humanos.

De hecho, algunos incluso afirman que nos hemos adentrado en la “Era Humana del Marketing”.

¿En qué consiste?

Te lo cuento a continuación.

La era humana vs la era industrial del marketing

Por allá por el 2013, se unieron dos gigantes del marketing digital: la agencia publicitaria Hill Holiday y la empresa de consultoría de marca Lippincott. El resultado de su colaboración fue un informe titulado “Bienvenido a la Era Humana” que evalúa diversas marcas y separa las que pertenecen a la era humana de las que se han quedado estancadas en la era industrial.

Según el informe para pertenecer a la era humana, una empresa tiene que “presentar una historia honesta de manera consistente a través de una experiencia inspiradora.”

No es fácil, ellos mismos lo admiten, y como gestora de una empresa de online business managers y asistentes virtuales puede confirmar que contar una historia que despierte y mantenga una conexión emocional con el cliente, no es fácil.

Porque, esa es la clave de la empresa que se destaca en la era humana: el corazón.

¿Cómo creas esa conexión emotiva con tus clientes que exige la Era Humana del Marketing?

  • Con un trato personal

Te escucho. Sé lo que quieres. Sé lo que necesitas. Y sé lo que te hace disfrutar”: cuanto más le transmitas esto a tu cliente potencial, mayores tus posibilidades de conectar y mayores las probabilidades de que se conviertan en un promotor de tu marca.

  • Con una conversación genuina

Las redes sociales son una herramienta valiosísima de asistencia al cliente y una gran oportunidad para demostrarle que detrás de tu empresa hay un humano interesado por su experiencia y opinión.  

  • Con empatía

¿Te ha ocurrido alguna vez que al leer una página web o ver un anuncio en la TV te has dicho a ti mismo?: “Efectivamente, ese o esa soy yo. Me entienden perfectamente” .

Llegar a ese nivel de empatía no es fácil y requiere un nivel de investigación que la mayoría de empresas o no entienden que es esencial o no están preparadas a llevar a cabo.

Pero, merece la pena.

Sin empatía no hay humanidad.

Sin empatía no hay conexión emocional.

  • Con humor

El humor es una de las herramientas con mayor poder de conexión.  

El humor es humano y es adictivo y no solo deja un recuerdo imborrable de tu marca sino que también crea un vínculo a largo plazo con el cliente.

  • Resolviendo sus problemas

Darmesh Shah de Hubspot explica que “los humanos no compramos de empresas; los humanos compramos de humanos; y por lo tanto, el objetivo principal de todo empresa inteligente es resolver problemas de humanos”.

Tu trabajo más importante como empresario es identificar problemas y resolverlos en todos los puntos de comunicación de tu negocio, incluso y sobre todo, el marketing.

Yo, como asistente virtual y online business manager entiendo el valor que resolver los problemas de nuestros clientes tiene para un negocio verdaderamente humano.

De hecho, es el núcleo de mi modelo de empresa y sé lo importante que es encontrar una solución al problema que apremia a cada ser humano que se pone en contacto conmigo.

  • Contando y viviendo historias

A los humanos nos apasionan las historias.

Nuestros modelos intelectuales suelen girar en torno a historias.

Nos encanta escucharlas y nos encanta contarlas.

Y, por eso es esencial que tu negocio cuente una historia honesta, pero a la vez cautivadora a tu cliente.

Tenle presente en todo momento.

Piensa cómo reaccionaría a ese capítulo en tu historia.

Qué le haría conectar.

Qué le causaría emoción, etc…

Haz que viva esa historia…

Que la disfrute…

Que la repita…

Y que se mantenga intrigado capítulo a capítulo…

El modelo de marketing de humano a humano se resume perfectamente en las palabras de Jeff Bezos, fundador de Amazon:

 “Nosotros consideramos a nuestros clientes como invitados a una fiesta en la que nosotros somos los anfitriones”.

¡Invítale a esa fiesta inolvidable en tu empresa!

¡Hazle sentirse protagonista!

¡Y verás cómo iréis creciendo juntos y de la mano!

Y si en ese largo y fascinante camino necesitas alguien que resuelva tus problemas, no olvides: Mar Bravo y su equipo de asistentes virtuales y online business managers.

¿Cómo podemos ayudarte?

Te lo cuento aquí

[mc4wp_form id=”14332″]

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"