¿Te ha sorprendido este título?

¿Todavía va alguien a esos eventos de networking, Mar?

Pues sí, la gente todavía se encuentra cara a cara para conocerse y hablar de posibles colaboraciones profesionales.

El networking, además, le da visibilidad a tu marca y te permite acercarte a nuevos clientes que, de otra manera, tal vez no hubieses conocido.

¡Incluso te permite conocer a tu competencia!

Y si crees que tus habilidades comunicativas están un poco verdes, el networking te ayudará a pulirlas con las muchas charlas en público o privadas que te verás forzado a llevar a cabo.

Es decir, el networking funcionó ayer y sigue funcionando hoy.

Pero, ¿qué sucede después de un evento de networking?

¿Qué haces con todos esos contactos en tu agenda?

¿Cómo mantienes la chispa viva con el paso del tiempo?

Los tres emails tipo que describo a continuación te ayudarán:

Email para alguien a quien conociste en un evento (“Nos conocimos en el evento X”)

Mantuvisteis una breve conversación, intercambiasteis tarjetas de visita, conectasteis en LinkedIn y desde entonces, nada de nada. Por eso, te conviene sacar a relucir tu sentido del humor y empezar con una frase “rompehielos” como esta:

Hola Carlos,

Nos conocimos en la Conferencia de Desarrolladores del año pasado en Toledo, donde comentamos que ambos habíamos renunciado recientemente al café (una renuncia que, por cierto, solo duró tres semanas.)

Me pongo en contacto porque recuerdo que trabajas en [Nombre de la empresa] y me he enterado de que se ha abierto una plaza y creo que podría estar interesado.

¿Te importaría si te envío algunas preguntas sencillas sobre el entorno de trabajo en [Nombre de la Empresa]?

Muchísimas gracias,

Mar

Alguien con quien no has hablado hace tiempo: “Veo por LinkedIn que. . . “

Puede que estuvieses en contacto con esa persona, pero perdierais la pista y dejarais de comunicaros.

Ahora, te gustaría volver a conectar con ella, o bien porque es la única persona que conoces en tu nueva ciudad, o porque crees que te puede ayudar en tu transición a otro ámbito profesional, etc…

¿Cómo te diriges a esta persona?

Aquí, te conviene ser directo y evitar el hecho de que no has estado en contacto desde hace tiempo:

Hola Carlos,

He visto en LinkedIn que estás trabajando en [nuevo sector]. ¡Felicidades! ¡Me parece un cambio genial! Yo también estoy dándole vueltas a una posible reinvención profesional y me encantaría saber qué tal te fue la transición a ti. ¿Puedo invitarte a un café, o robarte unos minutos o bien por teléfono o por email para lanzarte algunas preguntas?  

Muchísimas gracias,

Mar

(¡Prometo que la próxima vez no pasará tanto tiempo!)

Email para alguien importante: “Me sentí muy afortunado de tener la oportunidad de…”

Acaba de bajar del escenario literalmente, donde ha dado una de las conferencias más memorables que has oído.

Te has armado de valor para hablar con ese influencer tan importante de tu sector.

Y el día que quiere enviarle un mensaje de seguimiento (por el motivo que sea), piensas:
¿Y cómo se va a acordar de mí? ¿Y cómo le voy a robar yo su valioso tiempo?

Empieza por convencerte de que eres una persona tan interesante como ese gran profesional en tu sector.

Y por eso te recordarán.

De todas maneras, puede que necesites un poco de contexto porque son muchos los eventos en los que participan estos profesionales.  

Prueba con este email tipo:

Hola Carlos,

Muchísimas gracias por la oportunidad de pasar unos minutos hablando contigo después de tu discurso en la gala anual. Me fascina lo que comentaste sobre cómo todos podemos encontrar maneras importantes de involucrarnos en un proyecto.

Espero que tengas una gran temporada de vacaciones y espero poder verte de nuevo en los eventos del sector el año que viene.

Saludos cordiales,

Mar

Honestidad y brevedad.

Esas suelen ser las claves de un email de seguimiento después de un evento de networking.

¿No tienes tiempo para conectar con todo el mundo?

Delega.

Tu asistente virtual se encargará de mantenerte en contacto con todas las personas importantes de tu sector.

Y de mucho más.

No tienes más que ponerte en contacto con Mar Bravo, y su equipo de asistentes virtuales.

Te esperamos.

[mc4wp_form id=”14332″]

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"