¿Sigues teniendo abandonado a LinkedIn? No lo hagas. Las posibilidades son infinitas.

¿Conoces LinkedIn?

Ya sabes, otra de las muchas plataformas sociales a las que todos nos tenemos que suscribir hoy en día si queremos ser alguien.

Para mucho/as LinkedIn es simplemente una red social de profesionales que les ayuda a encontrar trabajo.

Pero, lo cierto es que LinkedIn es mucho más que eso.

LinkedIn es la mayor red social del mundo para profesionales y empresas.

Efectivamente, LinkedIn cuenta ni más ni menos con más de 350 millones de usuarios en más de 200 países.

Por eso, hay que sumarse a esta plataforma a toda costa.

Porque creando un perfil de empresa en LinkedIn conseguiremos una mayor exposición en el mercado, un mejor posicionamiento dentro de una plataforma digital que no para de crecer, y que es muy creíble, y una amplia conexión con individuos, grupos o empresas relevantes a nuestro negocio.

Os tengo que decir que es mi red social preferida, me siento que cuando estoy en ella no estoy perdiendo el tiempo, tanto a nivel personal como profesional.

¿Cómo saca provecho el empresario de esta plataforma?

Promoviéndose a sí mismo, estableciendo conexiones y construyendo relaciones profesionales.

Vamos a ello con más detalle.

Antes de nada debemos entender el concepto de crear una página de LinkedIn de empresa gratuita y cómo sacar el máximo rendimiento de la misma.

Pero vayamos paso a paso.

Antes de adentrarnos en las herramientas creadas para mejorar nuestra productividad como empresa debemos Optimizar Nuestro Perfil.

¿Cómo lo hacemos?

¿Cómo hacemos que nuestro perfil en LinkedIn destaque?

Siguiendo estos tres principios básicos:

1. Respetaremos los preceptos que nos marca el SEO. Como bien sabes, cuando escribimos cualquier tipo de texto, descripción o comentario online, debemos siempre tener presentes las normas que nos dicta el SEO. Por ello, debemos valorar qué palabras clave queremos usar en nuestro perfil para aparecer en los buscadores de Internet. Intenta pensar qué palabras usarían tus clientes a la hora de encontrar lo que buscan: una empresa de marketing digital, una asistente virtual ( 😀 ) o una copywriter.

Añadiremos también las palabras clave que sean más relevantes a los titulares y resúmenes de nuestro perfil de empresa, historia, productos y beneficios.

Es decir, hemos de intentar encontrar el equilibrio entre el escribir para el cliente o el socio potencial en LinkedIn y los motores de búsqueda. Escribe un perfil interesante, con tu toque personal, que consolide tu reputación como líder en el sector ante el cliente potencial, y evita escribir un perfil insulso repleto de palabras claves porque, como bien te puedes imaginar, nadie se lo va a mirar.

2. Seremos proactivos. Debemos intentar que nuestro perfil llegue a cuanta más gente sea posible. ¿Cómo? ¿Cómo te pones en contacto con alguien que puede que esté en los Estados Unidos? Sin miedo. Intenta crear y participar en grupos. Invita a personas con las que estés interesado contactar. Envía mensajes de bienvenida, etc.

Una buena manera de empezar agrandando tu red es relacionar todos los perfiles de tus empleados con tu cuenta de empresa.

3. Utilizaremos las funcionalidades que LinkedIn ha creado para nosotros. Contactaremos con profesionales del sector, participaremos en debates y foros, promocionaremos nuestros productos, buscaremos proveedores, publicaremos ofertas de empleo, aprenderemos de otros profesionales, etc.

4. Sobre todo, !pon foto a tu perfil!, pero una foto profesional.

Vale, entonces, se puede asumir que ¿LinkedIn es otra de esas redes sociales para que la gente se ponga en contacto y punto?

Nada de eso.

Lo que muchos de mis clientes no saben es que LinkedIn también nos ofrece una serie de prácticas herramientas enfocadas a mejorar la productividad y el funcionamiento de nuestra empresa tanto a nivel de Recursos Humanos, como de Marketing y Ventas.

Veamos:

LinkedIn como herramienta de Recursos Humanos

El potencial que ofrece esta herramienta es inmenso.

Una de las claves para que cualquier empresa funcione es escoger bien sus empleados y formar un gran equipo. Y eso es precisamente lo que conseguimos a través de LinkedIn.

Hemos de tener en cuenta que cuando estamos en un proceso de selección tradicional solamente acceden a él las personas que buscan empleo. Por el contrario, a través de LinkedIn podemos contactar con la persona que consideremos que está más cualificada, busquen o no trabajo en ese momento de manera activa.

Las herramientas de Recursos Humanos que ofrece LinkedIn nos permiten filtrar posibles candidatos fácilmente por tipo de trabajo, país, edad, etc. , ver sus cualificaciones y acceder a ellos de manera individual o múltiple a través de correos directos.

Se puede también monitorizar el proceso creando bases de datos con futuros empleados. LinkedIn incluso usa algoritmos para ayudarte a encontrar esos candidatos según tu actividad, a su vez te ayuda a mantener registros de tu actividad al respecto.

Y recuerda, ¡Son más de 350 millones de profesionales de todo el mundo! De momento.

LinkedIn como herramienta de Marketing.

A través de LinkedIn Marketing puedes contactar y acceder a personas relacionadas exactamente con tu actividad.

Por tanto, podemos considerar a LinkedIn como una de las herramientas más potentes a nivel de marketing por la calidad de los contactos a los que accedes.

A través de LinkedIn tus campañas de marketing serán por fin efectivas. Irán dirigidas a personas relacionadas con tu actividad y a quién les interesa tu producto, podrás enviar tu contenido digital a través de un sistema de correo seguro y eficaz con un elevado grado de aceptación, podrás publicitarte de manera más efectiva y podrás hacer un control y análisis de toda tu actividad de marketing de manera sencilla.

Es una buena herramienta para hacer marca, puedes crear y/o participar en grupos de interés para tu público objetivo. Siendo activo en el grupo, puedes dar a conocer tus conocimientos en una materia y hacer branding de tu marca.

LinkedIn como herramienta de Ventas.

LinkedIn ofrece el Navegador de Ventas a través del cual las empresas pueden analizar el mercado a través de realizar el seguimiento de personas o empresas de tu sector, sus preferencias y actividades, y así tomar las mejores decisiones y estrategias de ventas.

Sin olvidar el gran valor de contactar con nuevos clientes, crear cuentas para grupos específicos y enviar correos directamente a ellos a través de una fuente creíble como LinkedIn.

Y aparte de todo eso, no olvides que cada vez se desarrollan más aplicaciones externas a LinkedIn que podrás utilizar para mejorar la productividad de tu empresa. Te hablo de aplicaciones como Evernote, Salesforce y otros programas de software usados a nivel mundial que te ayudan a organizar tus contactos, aplicaciones móviles, crear plantillas de mensaje, etc.

¿Aún te parece que puedes dejar LinkedIn de banda?

Yo te recomendaría que no lo hicieras.

Si te animas, recuerda que puedes delegar la configuración de tu perfil de empresa en LinkedIn, así como las publicaciones de artículos y las comunicaciones con tus contactos, a una asistente virtual.

¿Mar Bravo, por ejemplo?

 

 

 

 

foto: Tailesin

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"