Antes, la palabra Automatización, nos solía “chirriar” bastante.

Nos imaginábamos sistemas y procesos complicadísimos que solo las grandes empresas se podían permitir.

Ahora, sabemos que, la automatización es nuestra amiga.

La automatización nos acerca al cliente mientras nosotros estamos centrándonos en otros temas de nuestro negocio.

O como has vivido hace poco, de vacaciones ☺

Nos ayuda a poner orden.

A ser más eficaces.

Más productivos.

La automatización nos regala horas que de lo contrario tendríamos que estar invirtiendo en programar, en escribir, en preparar facturas o en organizar…

Por eso, ahora más que nunca, la automatización y tu asistente virtual son tus mejores aliados.

De hecho, tu asistente virtual puede incluso encargarse de automatizar todo lo automatizable mientras tú disfrutas de tu relax.

¿Qué tareas puedes automatizar?

Lo cierto es que, hoy en día, ¡puedes automatizarlo casi todo!

Sí, en algunos casos, puede que te cueste unos dineros, pero te asegurarás de que tu cliente siga interesado en tu oferta y satisfecho con tus servicios.

De hecho, son muchísimas las tareas que puedes automatizar con la ayuda de un asistente virtual:

  1. ¿Estás rediseñando tu página web?
    Tu asistente virtual puede asegurarse de que todos los cabos estén bien atados y que, cuando vuelvas de tus vacaciones, tu página esté lista para ser lanzada.

2. Redacción y publicación en tu blog.
Si cuentas con la ayuda de una asistente virtual, incluso te puedes olvidar de tareas como la redacción y la publicación de tus posts ya que ella puede asegurarse no solo de que el redactor cumpla con los plazos, sino también de subir y programar el artículo en tu plataforma de gestión de contenido, y responder a los comentarios de tus lectores.

3. Facturación.
¿Emites todas tus facturas manualmente?
¿No sabes qué facturas quedan pendientes? ¿Cuáles han sido pagadas?
¿Qué va a pasar mientras estás subiendo las altas cumbres pirenaicas?
¿Quién las va a emitir?
Puedes automatizar tus procesos de facturación con plataformas como Sageone, Billage o Anfix, o mis preferidas como Quipu o si tienes venta de infoproductos Quaderno.
Y puedes contar con el apoyo de tu asistente virtual para asegurarte de que todo el proceso funcione a la perfección y saber a dónde va tu dinero, de donde te llega, y qué tienes pendiente.

4. Atención al cliente
A estas alturas de tu negocio, sabes perfectamente qué dudas le van a surgir a tu cliente.
¿Verdad?
¿Por qué esperar a que te las pregunte?
Reúnelas en un documento y publícalas en tu web/blog.
Puedes incluso configurar un email automatizado que responda a todos los emails que te llegan mientras estás de vacaciones, sugiriendo que, si tienen alguna duda, pueden dirigirse al siguiente enlace.
Y ya que estamos en el tema de los emails: todos solemos redactar los mismos emails una y otra vez…
Emails de bienvenida a nuestro negocio…
Emails de gracias por contratar nuestros servicios, te agradecería si pudieses rellenar este formulario…
Emails de “te adjunto la factura y una encuesta acerca de mis servicios”, etc…
¿No crees que tiene su lógica el identificarlos, clasificarlos, crear plantillas y automatizar para no tener que repetir el mismo proceso?
Gmail, por ejemplo, te permite crear plantillas de correo que no tienes más que personalizar al responder a cada uno de tus clientes o proveedores. ¡Algo muy útil cuando el Wifi es escaso y tienes poco tiempo!, eso si, siempre bajo la supervisión de tu asistente virtual, para que tu cliente se sienta único.
Evidentemente, existen también un sinfín de plataformas de email marketing como Mailchimp, Active Campaign e InfusionSoft (cada una de ellas dependiendo del número de suscriptores) que te permiten programar tus correos antes de tus vacaciones.
Con estas plataformas puedes mantener a tus clientes informados acerca de tus ofertas, lanzamientos, etc., a la vez que sigues seduciendo a aquellos que se resisten a cerrar la compra.

5. Redes sociales
Me imagino que sabes, por experiencia, que automatizar la publicación en tus redes sociales es la única manera de mantener una relación constante con tus clientes, y ¡te evita también, perder tu salud!
Por eso, no insistiré.
Solo recordarte que puedes dejar tus publicaciones en Twitter y LinkedIn programadas en plataformas como Hootsuite o Buffer.
¿Y Facebook?
¿E Instagram?
Personalmente, yo creo que una escapada a un lugar exótico te va a ofrecer oportunidades de compartir tus experiencias con tus seguidores. Por eso, si estás en las Maldivas y encuentras cinco minutitos, te recomiendo que seas espontáneo y les hagas partícipes de esos momentos tan bonitos.
Incluso puedes contarles una “historia” visual con la nueva funcionalidad de Instagram o compartir la belleza de ese sitio en el que estás con un vídeo en directo en Facebook Live.

Y mucho más…

¿Te parece un sueño? pues puedo asegurarte que es una realidad.

Como ves herramientas de automatización hay miles, tu asistente virtual puede ayudarte a decidir cual es la mejor para tu negocio.

Entre la automatización y la supervisión de tu asistente virtual de confianza, no vas a tener que preocupar de tu empresa.
Ni vas a tener que responder al teléfono las 24 horas del día.
No vas a tener que preocuparte de contenido, ni de redes, ni de promociones.
Todo va a funcionar como si tú estuvieses al frente de tu despacho, como siempre, cuando en realidad estás tumbado en una hamaca, en un punto remoto de este planeta, sin ningún tipo de desconexión, o simplemente en casa no haciendo nada.
Eso, sí que es saber vivir ☺
¿No te atreves a dejarlo todo en manos de la tecnología?

Ponte en contacto y hablemos de cómo puedo ayudarte a tener la automatización de tu negocio supervisada mientras tú disfrutas de tu merecido relax.

 

[mc4wp_form id=”14332″]

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"