Hoy voy directa al grano.

Nada de perder el tiempo con introducciones.

Y es que, la pregunta que te lanzo en el título tiene una respuesta que requiere claridad porque es tan complicada como sencilla.

Vamos a resumirla de la siguiente manera:

Para triunfar como Asistente Virtual en este mercado cada vez más competitivo de hoy, necesitas tantas certificaciones como puedas y quieras conseguir, aunque en realidad, podrías prescindir de todas ellas.

¡Mar, has perdido el Norte! te estarás diciendo.

Tal vez, pero lo que te quiero decir de esta manera tan poco elegante es que, hasta ahora, no ha habido un proveedor de certificaciones oficiales de Asistente Virtual y que englobe todo el conocimiento y destrezas que necesitas en el mundo real, y cada vez hay más asistentes virtuales.

Hasta ahora.

(¡Mantente atento/a porque esa deficiencia va a cambiar pronto!)

Los profesionales que nos hemos convertido en asistentes virtuales en los últimos años, hemos tenido que ir aplicando nuestros conocimientos y destrezas previas a las necesidades de nuestros clientes y aprendiendo lo que había que aprender por el camino.

Que no era poco.

Al contrario.

Tú sabes perfectamente que te levantas un día y Google te ha cambiado las normas del posicionamiento.

O a Facebook le da por variar las reglas del juego.

O tu cliente prefiere una nueva plataforma para llevar la contabilidad de su empresa.

U otra para gestionar a sus equipos…

Y tú, no tienes más remedio que estar atenta, aprender en tiempo real y ¡apañártelas como puedas!

Como te imaginarás, exagero un poco.

Nuestro proceso de aprendizaje tampoco es tan errático.

¡Es sorprendente, muy emocionante y de lo más entretenido!

Por eso, cuando me preguntan ¿qué habilidades necesito para triunfar cómo Asistente Virtual? mi respuesta suele ser más que certificaciones tienes que tener ciertas habilidades y sobre todo actitud , y unas ganas tremendas de aprender constantemente.

 

¿Qué habilidades debe tener una asistente virtual?

1.Debe tener una capacidad superior para comunicarse de manera efectiva

Como Asistente Virtual, vas a ser la voz (y en algunas ocasiones incluso, la cara) de muchos de tus clientes. Tendrás que llamar, escribir y hablar cara a cara con socios, personas de importancia, clientes, etc… Interactuarás constantemente con estas y otras personas para organizar reuniones, establecer horarios, programar citas y transmitir mensajes para tu cliente.

Por lo tanto, es importante que tus habilidades de comunicación sean mucho más que “aceptables” porque de lo contrario vas a dar una imagen muy poco profesional que puede llegar a teñir la reputación de tu cliente.
Insisto, tu habilidad comunicativa se extiende a la redacción escrita, y como tal, debes asegurarte de que tus textos (del tipo que sean: emails, dossiers, presentaciones, artículos en el blog, etc.) tengan una estructura correcta, no contengan errores gramaticales y ortográficos y estén escritos en el tono de voz que tu cliente prefiere (es decir, en un tono formal, informal, afable, serio, etc…).

2. Debe saber “moverse” por el mundo digital

¿Qué quiero decir con esto?
Quiero decir que es imposible conocer todas las plataformas de gestión de contenido, proyectos, crm, contabilidad, gestión de redes sociales, etc… que aparecen y desaparecen en Internet. Lo importante es tener una base sólida que te permita navegar adecuadamente por internet, encontrar soluciones informáticas a los problemas que puedan surgir en un momento dado y comprender el mantenimiento básico de un ordenador.

Desde luego, cuantas más certificaciones hayas obtenido acerca de diferentes plataformas, pues mucho mejor pero no es indispensable.

3.Debe saber cómo organizarse y ser productivo/a

En un día cualquiera de tu vida como asistente virtual vas a tener que gestionar proyectos de cuatro, cinco, diez o incluso más clientes. Por eso es sumamente importante que, si no lo eres, hagas todo lo posible por aprender cómo ser una persona organizada y productiva. El cliente depende de ti y si tú prometes entregar un trabajo para una fecha concreta, tienes que entregarlo. El no hacerlo repercutirá sin lugar a duda en tu reputación como profesional y, a largo plazo, en los ingresos finales de tu negocio.

Así que, aprende a planificar y a sacar provecho de las muchas herramientas que tienes hoy en día a tu alcance para para gestionar tu tiempo y trabajar de manera mucho más productiva.

Le conviene a tu cliente y te conviene a ti.

4.¡Debe tener muuuucha paciencia!

Tratar con el cliente suele ser uno de los aspectos más agradecidos de nuestro trabajo, pero, para qué lo vamos a negar, también uno de los más desafiantes.

En un día cualquiera vas a tener que recibir llamadas de clientes enojados, responder a comentarios no siempre agradables en blogs y en redes , escribir artículos que no van a ser del gusto de tu cliente, hacer llamadas en frío a personas que lo último que quieren es recibir llamadas en frío, etc… Creo que te haces a la idea.

Pero, aún y así, vas a estar trabajando desde donde tú escojas, cuando tú lo escojas y cómo tú lo escojas. Vas a estar haciendo crecer tu negocio, y te irás dando cuenta que aún esas tareas que no te acaban gustando del todo, tampoco llegan a ser tan horribles porque tu balanza se vuelca hacia lo que deseas ser y hacer en tu vida y con tu vida.

Así que, paciencia.

Como todo negocio, ser asistente virtual lleva su tiempo.

Tiene sus exigencias.

Pero, como todo negocio en el que tú decides tu destino, merece la pena.

Ya ves, certificaciones, puedes tener muchas, pero sin estas cualidades que acabo de enumerar, te va a ser difícil triunfar como asistente virtual.

De todas maneras, y como te comentaba, sigue sintonizado/a.

Porque en breve, vas a tener una guia paso a paso a lo largo del camino que te va a convertir en una asistente virtual de lujo.

¡Un abrazo!

Mar

[mc4wp_form id=”14130″]

¿Necesitas más tiempo en tu día a día para centrarte en lo importante de tu negocio?

Suscríbete y consigue acceso inmediato a mi Ebook "Libera el 30% de tu tiempo delegando en un Asistente Virtual"